Categorías
Categorías

seguid hambrientos

El discurso de Steve Jobs

Impartido en la universidad de Stanford en 2005

Cualquier hombre público tiene tantas facetas como grupos de fans o de haters.

No siempre se puede juzgar a un informático por sus cualidades literarias, pero en el caso del discurso de Jobs, e independientemente del juicio valorativo que nos despierte Jobs, queda claro que es un gran discurso bien armado: seguid hambrientos, seguid alocados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *